Periódico de alumnas de 2ºC-A de Grado de Educación Infantil

Archivo de Autor

Un poco de humor nunca viene mal

¡Buenas noches a todos! Como es bien sabido, el lunes pasado tuvo lugar el esperado debate entre Alfredo Pérez Rubalcaba (líder del PSOE) y Mariano Rajoy (líder del PP) en el que cada uno presentó sus propuestas electorales e intentó, de algún modo, ganarse el voto de los españoles. Bajo mi punto de vista, ambos candidatos estaban más preocupados en criticarse el uno al otro que en dejar aclarados algunos puntos que no parecieron lo suficientemente explicados.

En todo caso, siempre en esta vida es mejor tomarse las cosas con humor, así que aquí os pongo una manipulación del debate realizada por el programa El Hormiguero. ¡Espero que os guste y que os riáis!

Descubre la increíble voz de Connie Talbot

Hoy os quiero presentar a Connie Talbot, una niña de casi 11 años que saltó a la fama gracias a su gran talento en la música.

Con sólo 6 años participó en el concurso inglés Britain’s Got Talent y dejó al jurado más que sorprendido con su espectacular voz. Ésta es una de las canciones que cantó en este programa (que por cierto, ganó):

A partir de ese momento enamoró a millones de espectadores con su voz de ángel y, poco a poco ha ido convirtiéndose en un fenómeno internacional con tres discos en el mercado y millones de visitas en YouTube.

Os dejo algunos de los vídeos que, personalmente, me dejaron sin palabras. Espero que os gusten y disfrutéis al escucharlos.

Impresionante, ¿verdad?. Y ahora me gustaría saber vuestra opinión: ¿qué pensáis que artista se hace o se nace?

Si queréis saber más sobre ella visitad su web oficial, en la que podréis encontrar más vídeos e información: http://www.connietalbot.com/

El fracaso escolar en España

En la actualidad, podemos afirmar con toda seguridad que el fracaso escolar es uno de los problemas más graves que afectan a nuestra sociedad. España es uno de los países que mayor índice de fracaso escolar presenta, como así reflejan los resultados del informe PISA.

¿Y a qué se debe esto? Pues bien, las causas de este fenómeno son múltiples. Puede deberse a alguna patología psíquica que tenga el estudiante, a factores pedagógicos (métodos inadecuados de enseñanza, personalidad del profesor…), así como a factores socioculturales o a factores ambientales (escuela, familia y sociedad).

De todas ellas pienso que la que más influye en la existencia del fracaso escolar no es otra que la propia sociedad. Y pienso que es así porque la sociedad actual ha perdido los valores de respeto hacia el maestro y hacia la institución de enseñanza. De esto parte de culpa la tienen los medios de comunicación: televisión, internet, etc, que promueven en el joven estos antivalores de desprecio y rechazo no solo al maestro sino también a la cultura y al saber en general.

Todo esto hace que los jóvenes (en la etapa de educación secundaria principalmente) no sientan interés alguno en aprender y no se tomen sus estudios en serio, ya que para ellos eso no es lo importante; lo que verdaderamente importa es el presente, pasarlo bien y disfrutar sin tener ningún tipo de preocupación ni responsabilidad.

Este tipo de alumno en la escuela tiene el perfil del típico “pasota” y “graciosillo” que no hace más que fastidiar al profesor. Probablemente en casa su actitud no variará demasiado. Ante esta situación las actitudes a adoptar por parte de padres y profesores son dos: desmotivarlos aún más o, al contrario, ayudarlos y motivarlos para que estudien.

Cuando el alumno, llamémoslo problemático, no es apoyado por sus profesores y / o padres, se encontrará muy desmotivado y no hará ningún esfuerzo por aprender lo que se les exige debido a que le van formando poco a poco un autoconcepto negativo con expresiones como: “tú no puedes”, “no sabes hacer nada”, “no llegarás a ser nadie en la vida”, etc. Bajo mi punto de vista, con el alumno que presenta este tipo de conducta lo ideal sería mostrarle ayuda y apoyo, motivarlo diciéndole que puede, que debe intentarlo y que es capaz de lograr todo lo que se proponga si se esfuerza por conseguirlo. El refuerzo positivo y la motivación es fundamental, sobretodo en estos alumnos.

De ahí la importancia de las expectativas que los profesores tengan con sus alumnos. Pienso que el Efecto Pigmalión (que defiende que las expectativas de los profesores o padres sobre los alumnos se terminan cumpliendo) puede convertirse en un recurso muy bueno para luchar contra el fracaso escolar. Este efecto es comparable a la profecía autocumplida, mediante la cual las expectativas de un individuo respecto a otro afectan su conducta provocando una confirmación de las mismas. Esto quiere decir que los sujetos adquieren un papel a partir de los otros y acaban creyéndolo propio. Se podría decir que somos lo que los demás esperan que seamos.

Por eso es tan importante que profesores y padres tengan altas expectativas sobre el futuro de los jóvenes que son difíciles sobretodo en las aulas; de este modo se podría evitar más de un fracaso escolar.

¿Cómo es realmente la educación en Japón?

El año pasado, en la asignatura de Sociología de la Educación, vimos un vídeo en el que se explicaba con detalle las características del sistema educativo en Japón. La verdad es que me pareció muy interesante ya que pudimos conocer cómo cambia la educación dependiendo de los principios y costumbres de cada cultura.

Aquí os dejo el vídeo (dividido en cuatro partes) para que le echéis un vistazo:

Como podemos comprobar, el principal y único objetivo de la educación japonesa es el éxito. Por ello los niños se ven sometidos desde edades muy tempranas a un sistema con un alto nivel de exigencias que pretende convertirlos en los mejores en todos los ámbitos.

Esto crea un clima de competitividad entre los alumnos. Todos luchan por ser los mejores y por alcanzar el triunfo y se dejan en el olvido valores tan importantes como la cooperación, la solidaridad o el trabajo en equipo.

También podemos observar que el sistema educativo japonés pretende hacer seres perfectos e iguales, sin haber sitio para las diferencias individuales. A todos se les educa del mismo modo, sin respetar la diversidad en cuanto a ritmos de aprendizaje, por ejemplo. El que no es capaz de llegar a un cierto nivel cognitivo es excluido del resto del grupo y ridiculizado, provocando en él un gran sentimiento de inferioridad.

Este sistema sólo beneficia a unos pocos: a los que logran adaptarse a los altos niveles de exigencia y a los que tienen  más facilidad a la hora de estudiar.

Sin embargo va dejando atrás paulatinamente a muchísimas personas que no han sido capaces de adaptarse a la dureza del sistema, siendo discriminados tanto por compañeros como por maestros, los cuales no han sabido atender sus necesidades individuales.

Por eso creo que, aunque Japón sea uno de los países que encabezan el informe PISA, la concepción que tiene sobre la educación y la persona no es  adecuada. Usan un método demasiado duro y disciplinario.

El objetivo prioritario de la educación ha de ser contribuir al desarrollo personal del individuo, dotarle de libertad, responsabilidad y desarrollar su pensamiento crítico y autónomo. En definitiva: la educación debe concebir a la persona como un ser que aspira a la felicidad.

Pequeña heroína

En Texas, esta niña de apenas 2 años y medio ha salvado la vida a su madre llamando por teléfono a su abuela tras verla desmayada en la cocina. Según se ha confirmado, la madre era diabética y si no se hubiese actuado de inmediato no habría sobrevivido.

La madre y familiares de la pequeña están bastante sorprendidos ya que nadie había enseñando a la niña a usar el teléfono. Este es un buen ejemplo para demostrar cómo los niños de esta etapa aprenden fundamentalmente a partir de la observación y la imitación.

Aquí está el enlace de la noticia con un vídeo:

http://www.antena3.com/noticias/mundo/nina-dos-anos-salva-madre-avisar-telefono-que-habia-desmayado_2011102600017.html

¿Y tú?, ¿estás conectad@?

En los tiempos que corren, raro es el joven que no tiene una cuenta en Tuenti o Facebook (redes sociales más demandadas por los usuarios españoles). Ya vemos como algo normal el pertenecer a dichas redes. Pero, ¿nos hemos parado a pensar en los inconvenientes de las redes sociales?, ¿o, por el contrario, solo nos percatamos de la parte positiva de éstas?.

Es cierto que las ventajas y posibilidades que nos ofrecen  las redes sociales son muchas. Gracias a ellas podemos conocer personas de distintas ciudades e incluso de otros países; podemos mantener el contacto con gente que, por las circunstancias que sean, no vemos a menudo y además, nos ofrecen la posibilidad de contactar de una manera rápida y económica con amigos para hablar de cualquier tema. En resumen, la mayor ventaja de las redes sociales es que nos permiten ampliar y reforzar nuestro círculo de relaciones sociales.

Hasta aquí la parte positiva, ahora hablemos de la negativa.

En primer lugar está el tan polémico tema de la privacidad en Internet. Tendríamos que ser precavidos a la hora de publicar ciertos datos personales en la web, ya que cualquier persona puede tener acceso a ellos. Luego, también está el tema de los “estafadores de la web”: personas que adquieren una falsa identidad normalmente con fines nada positivos.

Otro inconveniente que también conviene destacar es que, las redes sociales son realmente adictivas (lo digo por experiencia propia) y nos desvían de la tarea importante que estemos realizando. ¿A quién no le ha pasado que se ha puesto a hacer un trabajo y ha acabado casi toda la tarde en Tuenti?.

Está claro que las redes sociales nos quitan mucho tiempo y además, nos pueden hacer aislarnos de la realidad, conociendo y hablando con gente a través de Internet pero no haciéndolo en la vida real.

Por ello debemos usar las redes sociales de una forma responsable, aprovechando las ventajas que nos proporcionan pero siendo conscientes al mismo tiempo de los riesgos que éstas tienen y actuando en consecuencia.

Cuento “La oreja verde”

El otro día, navegando por Internet di con este pequeño cuento. Me pareció muy bonito y por eso he decidido compartirlo con todos vosotros. Espero que os guste y que os dé qué pensar…

Un día, en el expreso Soria-Monteverde, vi subir a un hombre con una oreja verde.

Ya joven no era, sino maduro parecía, salvo, la oreja que verde seguía.

Me cambié de sitio para estar a su lado y observar el fenómeno bien mirado.

Le dije: señor, usted, tiene ya cierta edad, dígame, esa oreja verde, ¿le es de alguna utilidad?

Me contestó amablemente: yo ya soy persona vieja, pues de joven sólo tengo esta oreja. Es una oreja de niño, que me sirve para oír  cosas que los adultos nunca se paran a sentir: oigo lo que los árboles dicen, los pájaros que cantan, las piedras, los ríos y las nubes que pasan, oigo también a los niños, cuando cuentan cosas que a una oreja madura, parecerían misteriosas.

Así habló el señor de la oreja verde aquel día en el expreso Soria-Monteverde.

Gianni Rodari

Nube de etiquetas