Periódico de alumnas de 2ºC-A de Grado de Educación Infantil

Cuando vamos conduciendo, tenemos que tener los 5 sentidos en la carretera pero sobre todo tenemos que ir con tranquilidad y sin alterarnos como nos suele parar a todos.

El suceso ocurrido el pasado 17 de septiembre nos recuerda que es mejor mantener la tranquilidad.

Seis jovenes ocupantes de dos vehiculos pegaron una paliza a dos ocupantes de otro vehiculo, les robaron y se marcharon.

Los dos coches con los agresores, acorralaron al otro vehículo en un túnel de Madrid y le propiciaron una brutal paliza,  con heridas de arma blanca. Todo esto parece haber sucedido tras un enfrentamiento en la carretera.

Para mi asombro, los testigos de los demás vehículos, siguieron su camino sin parar a socorrer a los heridos, ni siquiera preguntar cómo están.

En el siguiente enlace podeis ver la noticia emitida por antena 3:

http://www.antena3.com/noticias/trafico/camaras-seguridad-esclarecen-agresion-tunel-m30_2011102700036.html

Anuncios

Comentarios en: "Al volante… peligro constante!" (5)

  1. ¡Qué fuerte! cada día se ven cosas más fuertes y creo que es muy interesante esto que expones nos ayuda a ver las realidades de esta sociedad y a comprender porque se está destrozando poco a poco.

  2. qe te lo digan a tiiii!!!! aajjaajajaajajaj

  3. que fuerte!!! encima la gente ni se para a ayudarlos ni na… ojala detengan y le den su merecio a esos delincuentes.

  4. Fran dijo:

    La gente no sabe apreciar lo que es conducir un coche y siguen “picandose”. Yo creo que o no valoran su vida o no valoran la de los demás y eso es más grave.

  5. Álvarito dijo:

    Ayer venía mi padre de casa de un familiar y llegó a un cruce de la Crta. Trassierra. Se dirigía a la derecha con lo que miró hacia la izquierda. En el momento en el que podía pasar, una persona de etnia gitana se le cruzó andando por delante desde la derecha. Claro, mi padre echó a andar y seguía mirando a la izquierda por si venia algún otro coche, y cuando gira la cabeza para mirar al frente, lo ve y tuvo que pegar un frenazo. Lejos de admitir la culpa, puesto que estaba cruzando por un sitio que no debía y sin señalización, esta persona se puso a gritar cosas como: “¡Que me vas a matar!” o “¡Haber si miras por donde vas!”… ¿Que hubiese ocurrido si mi padre le hubiera recriminado su acción? Cuando me lo contó, me dijo que era mejor callarse que decir cualquier cosa, aunque lleves toda la razón. Así que cuando vayamos conduciendo vamos a tranquilizarnos que no sabemos con quién podemos toparnos algún día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: