Periódico de alumnas de 2ºC-A de Grado de Educación Infantil

Como conoceréis, el síndrome de Down, es una alteración genética caracterizada por padecer un cromosoma extra, es decir, tres en lugar de dos, que ocasionan retrasos en la forma en la que un niño/a se desarrolla mentalmente y físicamente.

Con este artículo, la finalidad que persigo, es que se traten a estos niños/as en la sociedad que vivimos, con la mayor naturalidad y  como a los demás niños/as que no padecen esta alteración, aunque como es evidente, hoy en día debido a las pruebas de detención prenatales y a la actual ley de aborto, que amplía el plazo hasta la semana catorce, cada vez nacen menos niños con síndrome de Down, con lo que,  yo no estoy de acuerdo, porque no se tratan de niños diferentes, sino de características distintas, y no me parece bien, que no se le dé, una oportunidad, a estas personas, por el hecho de tener un cromosoma más.

Obviamente, estos niños con síndrome de Down, pueden hacer las mismas cosas que el resto de los niños/as por lo que para nada esa concepción, de que son diferentes, porque igual que el resto, aprenden a comer, caminar, vestirse, asistir a la escuela y les gusta lo que a todos/as cantar, bailar, jugar… Con la diferencia, de que estos niños/as, necesitan un periodo más largo, para adquirir las capacidades, ya que su proceso, es algo más lento.

Una pregunta, que siempre me hago cuando salgo a la calle es, ¿Porque cuando nos ven con un niño/a con síndrome de Down nos preguntan a los acompañantes su nombre u otras preguntas relevantes de él/ella y no directamente le pregunta al niño/a?

Es una pregunta, que no entiendo, porque cuando vamos con otro niño/a que no tiene esta alteración, le hablamos y preguntamos directamente, sin embargo, con los niños/as de síndrome de Down, la mayoría de las personas no se dirigen a ellos, desde mi punto de vista y experiencia, creo que tienen la concepción de que un niño/a con síndrome de Down posee una discapacidad y por lo tanto tiene un problema, cuando por norma general, esto no sucede así, ya que todos aprenden hablar como cualquier otro niño/a e incluso antes que otros niños/as sin ningún tipo de alteración.

Aunque, con el paso de los años, estos niños/as se han integrado en la sociedad, todavía existen ciertos mitos falsos, sobre las personas con síndrome de Down, y desde aquí, sugiero, que se trate con normalidad, puesto que no es una enfermedad, sino una alteración genética, con la única diferencia de unas características físicas y un ritmo de aprendizaje más lento.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: